Coronas estéticas

CORONAS ESTÉTICAS

Coronas estéticas en Puerto de la Cruz, Tenerife

CORONAS ESTÉTICAS

Una corona dental o funda dental es una restauración individual de una pieza dental con una utilidad tanto funcional como estética.

Gracias a este tipo de prótesis es posible proteger una pieza deteriorada o rota. Como en toda prótesis fija, los dientes se realizan artesanalmente, personalizando la forma, el color y las necesidades anatómicas y estéticas de la boca del paciente.

En Artedental, su dentista y su protésico trabajarán mano a mano, utilizando los materiales de más alta calidad del mercado y maquinaria específica para garantizar la máxima precisión de ajuste, clave para el pronóstico de futuro y durabilidad de su rehabilitación dental.

coronas estéticas coronas dentales
¿En qué casos se usan las coronas dentales estéticas?
1. Para reforzar un diente debilitado.

Cuando un diente ha sufrido un traumatismo, que ha supuesto una rotura o si ha tenido una gran obturación o ha tenido una endodoncia, es conveniente reforzarlo con una corona en la mayoría de los casos.

2. Como parte de un puente dental.

Las coronas pueden reemplazar también un diente completo cuando forman parte de un puente dental. Las coronas de los extremos serán “fundas” y funcionarán como pilares que sostendrán el puente.

3. Coronas sobre implantes.

En el caso de colocar un implante dental para sustituir a un diente perdido, la corona se coloca sobre el implante y no será necesario tallar los dientes adyacentes, como en el caso del puente. En casi todos los casos la colocación de un implante con corona es la mejor solución para reponer un diente perdido.

4. Colocación de coronas por motivos estéticos.

Con las coronas pueden también corregirse problemas estéticos de los dientes, fundamentalmente en la zona de la sonrisa; color, forma, alineación…

¿Cómo se coloca una corona dental?
  • Se prepara y se lima el diente sobre el que se colocará la corona.
  • Después se toman impresiones con silicona o con un escáner dental para obtener un molde que es el que se envía al laboratorio protésico.
  • Se coloca una funda provisional.
  • Una vez fabricada la corona en el laboratorio dental, se prueba su ajuste en el paciente.
  • Si todo está correcto se cementará la corona definitivamente y se ajustará la oclusión así como los puntos de contacto con los dientes adyacentes para que la mordida sea óptima.
coronas dentales
¿Qué tipo de coronas dentales hay?
  • Coronas estéticas de zirconio: Son las más estéticas ya que el circonio (o zirconio) posee un grado de transparencia muy similar al del diente natural. Son muy resistentes y estéticas por lo que son las de mayor uso actualmente.
  • Corona dental metálica: Pueden estar fabricadas en diferentes aleaciones metálicas como en cromo-cobalto o oro-paladio. Son las más duraderas pero sin duda las menos estéticas. Hoy en día se usan poco, y cuando se usan es solamente en molares, en partes no visibles.
  • Corona dental cerámica: El único inconveniente de este tipo de coronas es que no son muy resistentes. Su principal ventaja es que se adaptan muy bien al color natural del diente. Por este motivo son utilizados para reemplazar los dientes más visibles y con los que menos se mastica. Son perfectas para las personas que son alérgicas al metal. Y en los últimos tiempos se están logrando muchos avances para prolongar su duración.
  • Corona de metal cerámica (porcelana): Es una combinación de las dos anteriores. Consta de un capuchón metálico o cofia recubierto de porcelana. Es una solución duradera y más estética que la metálica pero tiene el inconveniente de que con el tiempo suele acabar notándose la unión, gris, entre el metal y el diente al retraerse las encías.
Preguntas frecuentes:

Si se cuidan las coronas dentales pueden durar más de 10 años sin problemas, pero hay que recordar que la corona está soportada por un diente que también puede sufrir caries y por una encía que también puede enfermarse. Es muy importante cuidar de nuestra higiene tanto como si la corona fuese un diente natural. También debemos evitar usar los dientes como herramienta para no dañar, ni nuestros dientes naturales, ni las fundas o coronas.

Sí, es  posible cambiar una corona antigua por una nueva más estética.

No, colocar la funda no es doloroso. Cualquier proceso que pueda ser doloroso o molesto para el paciente se realiza bajo anestesia local. para pacientes con fobia o miedo, Artedental dispone también de la opción de la sedación consciente.

Abrir chat