Coronas

CORONAS DENTALES

Coronas dentales en Puerto de la Cruz, Tenerife

CORONAS DENTALES

Una corona es una restauración individual de una pieza dental. En Artedental se utilizan prótesis cerámicas de anclaje fijo sobre dientes propios o implantes. Gracias a este tipo de prótesis es posible proteger una pieza deteriorada o rota.
Como en toda prótesis fija, los dientes se realizan artesanalmente, personalizando la forma, el color y las necesidades anatómicas de la boca del paciente.
En Artedental su dentista y su protésico trabajarán mano a mano, utilizando materiales de la mayor calidad y maquinaria específica para garantizar la máxima precisión de ajuste.
Tipos de corona dental en función del material
corona dental
1. Corona dental metálica

Pueden estar fabricadas en diferentes aleaciones metálicas como en cromo-cobalto o oro-paladio. Son las más duraderas pero sin duda las menos estéticas. Hoy en día se usan poco, y cuando se usan es solamente en molares, en partes no visibles.

2.Corna dental cerámica

El único inconveniente de este tipo de coronas es que no son muy resistentes. Su principal ventaja es que se adaptan muy bien al color natural del diente. Por este motivo son utilizados para reemplazar los dientes más visibles y con los que menos se mastica. Son perfectas para las personas que son alérgicas al metal. Y en los últimos tiempos se están logrando muchos avances para prolongar su duración.

3. Corona de metal/cerámica (porcelana)

Es una combinación de las dos anteriores. Consta de un capuchón metálico o cofia recubierto de porcelana. Es una solución duradera y más estética que la metálica pero tiene el inconveniente de que con el tiempo suele acabar notándose la unión, gris, entre el metal y el diente al retraerse las encías.

4. Coronas dentales de zirconio

Son las más estéticas ya que el circonio (o zirconio) posee un grado de transparencia muy similar al del diente natural. Son muy resistentes y estéticas por lo que son las de mayor uso actualmente.

¿Cómo se coloca una corona dental?

Para colocar una corona dental primero tenemos que preparar el diente y para ello lo tallamos reduciendo su volumen alrededor, en la misma cantidad que luego tendrá la funda dental, creando un muñón donde posteriormente se ajustará la corona fabricada con el material escogido. Este proceso se lleva a cabo bajo anestesia local.

Posteriormente se ha de tomar un molde del diente que queremos cubrir para que el laboratorio dental pueda fabricar la corona. El odontólogo indicará al laboratorio el color en el que se debe realizar la corona para que no se distinga del resto de los dientes y para ello tiene un pantone de colores en distintos tonos de blanco; realmente hay muchos tonos de blanco.Para proteger el muñón y permitirnos masticar, hablar y mantener la estética se coloca una corona provisional de composite hasta la siguiente visita que suele tener lugar en una semana.

En la última visita y tras haber comprobado el ajuste, la estética y la oclusión de la nueva funda, se retira la corona provisional y se sustituye por la definitiva cementándola al muñón.

Si el diente que vamos a restaurar tiene un gran daño es posible que sea necesario practicar antes una endodoncia o tratamiento de conducto.

El proceso varía un poco si lo que vamos a colocar es un puente dental. En ese caso lo que tallaremos serán los dientes adyacentes al que hemos perdido y que soportarán el puente.

En el caso de una corona sobre implante simplemente habrá que colocarla sobre éste bien inmediatamente tras la cirugía, carga inmediata, o cuando el implante se haya integrado en el hueso, carga diferida.

Preguntas frecuentes sobre las coronas

Las coronas dentales cumplen, además de una función estética, un importante papel funcional. La corona nos va a permitir masticar adecuadamente. En Artedental, en el Puerto de la Cruz, tenemos más de 25 años de experiencia en la colocación de coronas dentales.

La corona dental es una funda que envuelve el diente por completo. La carilla dental sin embargo es una lámina que se coloca en la cara visible del diente, en la zona de la sonrisa, y con una función puramente estética.

En la mayoría de los casos, una corona dental dura alrededor de unos 15 a 20 años si está en un diente frontal, pero con unos buenos cuidados podemos alargar su vida hasta los 30.

Abrir chat