Baba Lena en Tenerife, historia de un flechazo

04/05/2017by artedentalHistoria y CuriosidadesNosotrosTestimonios de Pacientes4

babalena-en-artedental-1200x657.jpg

Fue un amor casi desde el primer momento, desde que vimos su imagen en las redes sociales esta abuelita rusa, de por entonces 89 años, nos conquistó. Que fuerza, que valentía y determinación por disfrutar destilaba la historia de Baba Lena ¡que envidia!

Pero claro, nosotros somos una clínica dental y lo que nos saltó enseguida a la vista es que Baba Lena no tenía dientes, se notaba en las fotos. ¡Y se nos encendió la chispa!

Artedental está en un sitio paradisíaco, el Puerto de la Cruz en Tenerife, en un valle espectacular en una isla llena de lugares preciosos que visitar ¿Le gustaría a Baba Lena conocer Tenerife? ¿Y si la ayudábamos volver a saborear muchas comidas que ahora se estaba perdiendo? Porque lo que desde luego no le hacía falta era recuperar la sonrisa. Baba Lena sonríe con o sin dientes, todo el rato, es una de las cosas que enamora de ella.

Solamente hizo falta que Amaya Sáez, nuestra directora, enseñase las primeras imágenes de la abuelita mochilera para que todo el equipo aplaudiese entusiasmado con la idea de invitarla. Así que …¡manos a la obra!

Mensajes primero en ruso y luego en inglés se cruzaron gracias a la www desde Tenerife a Krasnoyarsk y viceversa, durante varios meses. El Hotel Riu Garoé, que suele alojar a nuestros pacientes de fuera de la isla o los médicos que participan en nuestros cursos, se sumó encantado a nuestra idea.  Y aunque tuvimos contratiempos de última hora con el visado, todo se solucionó, y Baba Lena se subió a un avión. Dejó la lejana y fría Siberia y aterrizó en esta cálida isla en medio del océano Atlántico, Tenerife.

Baba Lena llega a Tenerife

Baba Lena Aeropuerto
Recién llegada, todavía abrigadita

Tras 17 horas de viaje y con 90 años llegó esta figura chiquitita al aeropuerto del sur de la isla. Su abrigo, su pañuelo de flores y su bolso dibujaban un cuadro encantador. Esperábamos encontrarla agotada pero nada de eso, estaba fresca, y  a la mañana siguiente lista desde temprano para ponerse en marcha.

Le encantó el Hotel Riu Garoé, ¡y a quién no!, en la cama hubiesen cabido seis o siete de su tamaño y el trato del personal del hotel, casi tan cariñosos como ella, la hacía sentirse muy cómoda. Ya desde el primer día comprobamos lo mucho que le gustan las plantas, no dejaba de acercarse a cada cosa verde o flor que veía. No ve muy bien y por eso a veces está insegura al caminar y usa bastón, pero es supercoqueta y cuando le pides una foto lo primero es deshacerse de él.

Llegada al Hotel Riu Garoé
Llegando al Hotel Riu Garoé

Tratamiento de Baba Lena

Todos los días pasaba consulta en la clínica. Hacía muchos años que no tenía dientes, el hueso no estaba en condiciones como para poner implantes en un viaje tan corto, para una persona de su edad que además vive demasiado lejos. Pero eso no quiere decir que no pudiésemos mejorar muchísimo sus condiciones. Baba Lena tenía unas prótesis removible (dentadura postiza) pero no le ajustaban bien, se movían y por eso ni siquiera se las trajo de Rusia. Pero las dentaduras removibles no tienen porqué ser aquellas que les veíamos a nuestros abuelos en el vaso de agua.

Baba Lena Artedental
Fernando Cabeza, Amaya Sáez y Dr. Victor Cubillo con Baba Lena Erkhova.

Un maestro protésico en trabajos removibles conseguirá que la dentadura luzca natural y no como de plástico, que los dientes no parezcan trabajos en serie sino que tengan personalidad, y no únicamente los dientes, también la encía. Las prótesis removibles en Artedental se fabrican a la medida del hueso y encía que todavía conserva el paciente de manera que se ajuste perfectamente y no se mueva ni moleste.

Evidentemente en una persona de 90 años no deberíamos colocar una prótesis perfectamente alineada, blanca, radiante y sin aparente desgaste porque resultaría antinatural. A Baba Lena se le fabricó una prótesis con un aspecto de los dientes sanos de una persona de 60 años, más o menos, teniendo en cuenta su fisonomía y sus rasgos. Si vemos las fotos de antes y después realmente parece que ha rejuvenecido 20 años, pero se ve muy natural.

Baba Lena tratamiento dental
Antes y después de la colocación de la prótesis

En cuanto a la funcionalidad, pasó de las papillas y el pescado a pedirnos que la llevásemos a comer un buen trozo de carne y …eso lo dice casi todo.

Las excursiones de Baba Lena en Tenerife

Entre consulta y consulta, y sorteando con poco acierto la gran cantidad de medios de comunicación que quisieron entrevistarla y a los fans de la abuela que le pedían fotos a cada paso, conseguimos enseñarle algunos rinconcitos especiales de la Isla.

El Teide

El Teide era parada obligada. Ese gigante que nos guarda no puede obviarse cuando se visita Tenerife, su sombra nos acuna a todos los isleños y dormimos a su falda como si de una madre se tratase por más que siempre le llamemos Padre Teide.

Baba Lena en el Teide
A los pies del Teide

Y hasta sus pies subió la abuela, a sentir su calor en una casa muy antigua situada en el Parque Nacional de la mano de Se Te Va La Olla que le preparó una rica comida casera, todavía blandita porque aún estaba sin dientes. Atravesar el mar de nubes es una experiencia alucinante, al subir hacía un día radiante pero cuando iniciamos el descenso hacia el valle de la Orotava las nubes se derramaban a nuestros pies y nos sumergimos en ellas, con la abuela, como si traspasáramos la puerta a otra dimensión. Esta isla es un pequeño continente y el contraste de paisajes y temperaturas, de vegetación, es siempre sorprendente.

 El Puerto de la Cruz

En la visita al Puerto de la Cruz y a su Jardín Botánico disfrutó como una niña. Se agachaba a oler cada flor, acariciaba cada hoja y no dejaba de repetir lo sorprendida que estaba por la vegetación de la isla.

Baba Lena en el Botánico
En el Jardín Botánico en el Puerto de la Cruz

Santa Cruz

¿A cuanto está el kg de carne? Eso nos lo preguntó desde el primer día. Y el mejor sitio para que lo viera es sin duda un mercado. El jueves nos la llevamos a ver el Mercado Nuestra Señora de África en Santa Cruz y a enseñarle un poco de la capital. Todo lo tocaba y se asombraba por el color o el tamaño de las frutas. ¿Cuanto es en rublos? le preguntaba a la traductora en cada puesto que paraba. En los puestos de flores insistió ella en hacerse fotos y en comer unos trozos de queso fresco de cabra que le había entusiasmado días atrás.

Baba Lena Mercado Tenerife

 

Nos detuvimos a comer en la pescadería del mercado, nuestro amigo Juan, de La Ría del Callao, nos preparó unos riquísimos platos a base de pescado y no paró de achuchar y agasajar a la Baba Lena que se fue encantada de allí con su colgante de regalo.

Baba Lena La Ría
En el mercado de Santa Cruz

Luego quiso ir a comprar imanes de recuerdo para sus amigos y familiares. La verdad es que se llevó lo más chillón que encontró, igual que cuando la acompañamos a comprarse un bañador…»ese no, que es triste» ¡todo es alegre con la abuela!

Baba Lena en Tenerife
Comprando regalitos.

La Laguna

Pero Baba Lena quería aventuras y nos pidió tirarse en paracaídas, ¡ay mi madre! Paracaídas no, pero corrimos a buscar unos vuelos en parapente y lo preparamos todo para tirarnos con ella el viernes. Ya teníamos listo a los profesionales en la puerta pero…se arrepintió, estaba casada y ya no le parecía tan buena idea…pues no hay problema, despedimos a los monitores con la promesa de que nos tiraremos nosotros otro día y cambiamos de destino.

Baba Lena en La Laguna
Paseando por La Laguna

 

Un paseo por la ciudad de La Laguna era una buena alternativa, además la ciudad del adelantado es llana, fácil de caminar. Y para rematar el paseo un buen plato de carne en la Tasca la Tertulia. Las costillas con papas y piñas, un plato tradicional le gustó mucho, pero del cuenco de almogrote no había quién la separara.

Y después de la última consulta de control, despedirse de todo el equipo de la clínica.

Loli, Elisa, Erika, Jeny y Rocío con Baba Lena Erkhova

Hotel, piscina y cariño

El último día no da para mucho, unos baños en la piscina del hotel con la familia de Amaya que la ha acompañado todos los días. Ainoa la hija mayor  y su amigo Alejandro, que habla ruso, fueron su mejor compañía y la cuidaron como a su propia abuela. Una emotiva despedida del personal del Hotel Riu Garoé que hasta le escribieron una preciosa carta de despedida en ruso… y al aeropuerto.

Baba lena piscina
Con los jóvenes en las piscinas del Riu Garoé

Han sido unos días intensos pero esta impresionante aunque pequeña mujer nos deja un montón de cosas, una fuerza, unas ganas de vivir y de aprovechar la vida a cada instante increíbles. Baba Lena no paraba de darnos las gracias, a nosotros y a cualquiera que tuviese un gesto amable con ella, pero somos nosotros los que le tenemos que agradecerle el ejemplo que nos ha dejado…

…y el secreto de su salud, que según ella es; no beber alcohol, no fumar, moverse mucho (es una jirivilla) y tomar mucho te. Y ahora además podrá comer mucho mejor y seguir sonriendo tanto como siempre.

¡Hasta siempre Baba Lena!

 

Por nuestra parte debemos además agradecer la ayuda que hemos recibido por parte otros amigos y empresas que han colaborado con nosotros para hacer posible el viaje de Baba Lena desde Krasnoyarsk hasta Tenerife:

Primero y fundamental al apoyo entusiasta del Hotel Riu Garoé. A Carlos Mirabal,  Paseando por Santa Cruz, Paseando por La Laguna, Un mundo para3. A Se Te Va La Olla, La Ría del Callao y Tasca La Tertulia. Y a  Silvia Watercolor. Y a Input360 Dental & Medical Marketing por su excelente trabajo.

 

4 comments

  • unmundopara3

    08/05/2017 at 05:53

    Muchas gracias amigos por darme la oportunidad de participar en esta super experiencia y poder así conocer personalmente a Baba Lena. Como viajera que soy fue una pasada compartir con ella tan gratos momentos.
    Por cierto, Baba Lena está guapísima con los dientes, sois unos cracks, fijo que le sale hasta novio cuando llegue a su país.

    Un abrazo viajero a todo el equipo!

    Reply

    • artedental

      09/05/2017 at 05:02

      Muchas gracias Montse. Ha sido enriquecedor para todos conocer a Baba Lena, y novio no se si le saldrá (igual no le conviene tampoco) pero ahora sus viajes van a ser mucho más interesantes, al menos gastronómiacamente hablando.
      En cuanto a la colaboración, chapó, nos ha gustado mucho la sinergia que hemos creado entre todos los que colaboramos y esperamos poder volver a hacer cosas juntos.

      Reply

  • Gabriele Muellenberg

    09/05/2017 at 20:35

    Que alegria la Baba Lena. Que fuerza de vida. Nunca se olvidará a esa señora. Tampoco yo, que solamante lhe conozco por la media vuestra. Y estupendo que tenga dentura optima ahora hasta el fin de la vida.

    Reply

    • artedental

      10/05/2017 at 04:51

      Y esperemos que sea una vida muy larga todavía y que pueda hacer muchos viajes más. ¡Quién sabe! puede que vuelva por aquí…

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.