Dientes bien alimentados. Aprende cómo

18/11/2015by artedentalConsejos y Educación Dental2

fotoensalada1-1200x819.jpg

Somos lo que comemos, es cierto,  pero en el caso de nuestros dientes además es importante cómo lo comemos y cuándo lo comemos.

Qué tipos de alimentos necesitan nuestros dientes:

Para empezar nuestros dientes necesitan de unos determinados materiales , tanto para formarse como para mantenerse fuertes y sanos.

Calcio,  fósforo, vitamina D, magnesio, flúor  y proteínas (moderadamente)

Lo ideal es llevar una dieta que nos aporte cantidades suficientes y  equilibradas de estos elementos. Muchas verduras de hoja verde, queso o yogurt, cereales integrales, frutos secos, huevos  y pescados o carnes moderadamente. No olvidar que es muy importante tomar el sol moderadamente, pero sin protectores, para sintetizar vitamina D. La vitamina D es fundamental para nuestros huesos y dientes.

 

desayuno dientes bien alimentados

Cómo debemos comer:

Para mantener los dientes sanos es muy importante la masticación así favorecemos la secreción de saliva que ayuda a regular el ph de la boca y se impide la acción de las bacterias que nos producen las caries.

Los alimentos ricos en fibras y crujientes. El apio, la manzana, la zanahoria y en general la mayor parte de las hortalizas, comidas en trozos y crudas, nos ayudan a limpiar los dientes por arrastre, y estimulan la secreción de saliva.

Chupar, sorber y comer cosas blandas y pegajosas no es lo más recomendable. Lo mejor es el estilo fiera, a mordisco limpio. Aunque eso sí, si vas a comer mejillones no estaría de más quitarles la concha.

las manzanas son buenas para tus dientes

 

Cuándo comer cada tipo de alimento:

Pues hay alimentos que pensamos nos vienen geniales por la mañana, por ejemplo, y no es así;

Las frutas y zumos ácidos como la naranja o la limonada no debemos tomarlos en el desayuno si vamos a salir con prisas de casa, porque cuando tomamos ácidos debemos esperar de 30 a 45 minutos antes de lavarnos los dientes para no dañar el esmalte. Lo ideal es tomarlos al principio de las comidas y si no es así, enjuagarnos la boca con agua, tomar un trozo de queso o masticar chicle sin azúcar para restablecer cuanto antes los niveles de pH adecuados.

Algo parecido pasa con los alimentos azucarados, con muchos almidones y pegajosos. Lo ideal es no comer muchos y en caso de hacerlo dejarlos para el momento del día en que podamos lavarnos los dientes a continuación.

Para picar entre horas, cuando no hay un cepillo a mano lo mejor es unos trozos de queso, unos trocitos de apio, o zanahoria, o manzana, pera, piña,… frutos secos.

apios y zanahorias

 

Y para beber, vete olvidando las bebidas carbonatadas y azucaradas y los zumos de frutas preparados para los niños, además es peor tomarlos con pajita.

Lo mejor agua y te verde o negro sin azúcar que te ayudará a remineralizar los dientes. Según las últimas investigaciones parece ser que los polifenoles contenidos en el zumo de uva y que también están presentes en el vino podrían frenar el desarrollo de la placa bacteriana, así que una copita de vino te puedes tomar también.

cup-829527_1280

 

La verdad es que tendríamos que cambiar un poco nuestra forma de comer y empezar con los dulces como primer plato, luego los alimentos cocinados y rematar con una buena ensalada crujiente.

 ¿Te atreves a pedirlo el próximo día en el restaurante?

Clínica Dental Artedental
No olviden lavarse bien los dientes

 

2 comments

  • Alexis Pérez von Thun

    18/11/2015 at 14:50

    Muy interesante. Nos esforzaremos en casa en darles bien de comer a nuestros dientes!

    Reply

    • artedental

      18/11/2015 at 14:56

      Ciertamente fuera de casa es un poco más difícil, pero pueden intentar no consumir al menos alimentos azucarados y pegajosos cuando no tengan un cepillo de dientes cerca.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.