Endodoncia. Misión salvar el diente

16/06/2016by artedentalOdontología0

85d37a5d509c3e40b53e1a61b7a4790f-1200x527.jpg

La endodoncia, o tratamiento de conductos, es un procedimiento con el que podemos salvar un diente enfermo de la extracción. Siempre y cuando no existan perforaciones en las raíces, fracturas verticales de la pieza, reabsorciones dentales importantes o tengamos una enfermedad grave en las encías.

Veamos primero cual es la morfología del diente con esta ilustración para que no nos perdamos con los términos.

estructura del diente
img www.istitutoime.it

 

 

 

 ¿Quién es el endodoncista?

La endodoncia es una rama de la odontología que se encarga del diagnóstico y los tratamientos del órgano pulpar. El endodonciasta es el odontólogo especializado en endodoncia o tratamiento de conducto.

¿Cuando necesitamos una endodoncia?

La endodoncia es necesaria cuando la pulpa dental se inflama o infecta (pulpitis); bien por una caries profunda, por un traumatismo dental, por desmineralización del esmalte que deja al descubierto la dentina, o incluso por algunos tratamientos. En caso de no hacer una endodoncia, o una extracción, corremos el riesgo de que se produzca un abceso dental.La infección podría pasar a los tejidos circundantes e incluso a la sangre con consecuencias, a veces, muy graves.

Tipos de endodoncia

Según afecte piezas dentales con uno o más conductos las endodoncias se clasifican en:

  • Unirradicular: en dientes con una sola raíz (dientes anteriores y algún premolar)
  • Birradicular:  en dientes con dos raíces (premolares y algún molar)
  • Endodoncia multiradicular:  dientes con más de dos raíces (molares).

¿En que consiste una endodoncia?

La endodoncia es la extirpación total de la pulpa dental, es decir del tejido blando que está dentro de la cavidad pulpar y de los conductos. Incluye los nervios y los vasos que irrigan el diente, por eso a veces se dice que una endodoncia es ” matar el nervio”. Posteriormente el odontólogo procede a obturar y sellar los conductos y reconstruir la corona.

Endodoncia paso a paso

pasos para una endodoncia

 

 

 

 

 

 

  1. Lo primero es aplicar anestesia local al paciente. Incluso se puede poner un gel anestésico para que no sienta el pinchacito. En casos de fobia al dentista puede utilizarse la sedación consciente.
  2. Luego se abre la cámara pulpar  y el profesional elimina el tejido enfermo por la caries, cuando sea este el motivo de la endodoncia, y accede al nervio o nervios, dependiendo de la pieza dental de que se trate.
  3. Se elimina el tejido pulpar limpiando de forma concienzuda el conducto, o los conductos radiculares. Para esta limpieza se usan unas limas de endodoncia muy pequeñas y flexibles. Primero se pasan las más finas y se va subiendo de calibre. Nos ayudamos también con líquidos antibacterianos y geles quelantes para hacer una limpieza química y ayudar al deslizamiento de las limas.
  4. Se da forma cónica a los conductos para facilitar su obturación.
  5. Se obturan los conductos con un material llamado gutapercha, una sustancia elástica y gomosa en forma de unos conos largos y finos. los conductos se van rellenando con puntas de gutapercha mojadas en un cemento especial para sellarlos completamente hasta alcanzar la cavidad pulpar.
  6. Posteriormente se rellena la cavidad pulpar con un cemento provisional. Éste será reemplazado por el material definitivo en la siguiente visita.
  7. El paciente vendrá a una segunda visita donde se le cambiará la obturación provisional por una definitiva
  8. Para proteger el diente de futuras fracturas es conveniente realizar una incrustación dental o una corona de circonio según la estructura dental que quede después de la endodoncia.

Todo el proceso se realiza con la ayuda de radiografías. El especialista comprueba que llega a todos los rincones de los conductos radiculares con las pequeñas limas y de que no los sobrepasa. El dentista valorará también la conveniencia de un tratamiento con antibióticos.

 

¿Puede doler el diente tras la endodoncia?

Piensa que aunque se ha retirado el tejido nervioso de la pieza dental ésta sigue estando conectada al hueso y a la encía y que la zona puede estar todavía sensible. Debemos tener cuidado también de evitar mordernos los cachetes o la lengua sin querer mientras duren los efectos de la anestesia.

En caso de que la sensación dolorosa se alargue más de unos días, tengamos inflamación en las encías o nos duela al morder, lo mejor es consultar con el especialista lo antes posible.

Podemos ayudarte

Ruth Pérez endodoncistaEn nuestra clínica Artedental, en el Puerto de la Cruz, la doctora Ruth Pérez Alfayate es la especialista en endodoncia. Y tiene por misión ” salvar tus dientes”.

Clínica Dental Artedental
No olviden lavarse bien los dientes

Post relacionados:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *